Loading...
Aurelio OpinaEconomíaOtros medios

“Si se suma la población en informalidad y en desempleo, Quindío es el primero del país”

Así lo aseguró el economista Aurelio Suárez Montoya en su visita por el departamento.

Aurelio Suárez Montoya, economista y miembro de la Academia Colombiana de Ciencias Económicas, visitó el Quindío tras recibir invitación de distintos grupos sociales del departamento para realizar una serie de conferencias en las que hizo un análisis de la situación económica actual del país e indicó que el Quindío, dentro del panorama nacional, es el más afectado si se suma la informalidad con el desempleo.
“Con la política de libre comercio y de atracción de capital extranjero hay regiones que han sufrido mucho más que otras y creo que el Quindío es una de las regiones que más ha padecido los efectos de esa mala política económica. Si uno coge el mercado laboral y suma la población en informalidad más la población en desempleo, el Quindío es el primero del país”.

Suárez Montoya explicó que actualmente los economistas de Colombia tienen una discusión muy fuerte para establecer si lo que el país está padeciendo es una desaceleración de la economía o está atravesando una crisis.

“La política económica en la nación durante los últimos 25 años, con la política de apertura más la política de atracción de capital extranjero, generó muchos más costos a la sociedad colombiana que beneficios y eso se está viendo desde hace 3 0 4 años cuando estallaron las cuentas externas del país, los déficit fiscales y niveles de endeudamiento público que ha llegado al punto donde hoy cada ciudadano debe $10.300.000 como participación, dividiendo los $490 billones que debemos entre los 47 millones de colombianos. Las cifras son realmente preocupantes”.

Para mejorar la situación en el departamento, el economista plantea que es necesario que se constituyan verdaderos centros independientes, ojalá no oficiales, con ciudadanos de pensamiento y de discusión para replantear y darle un norte al Quindío en materia social, económica y política.

“Al final de cuenta los malos resultados obedecen a malos ejecutores y diseñadores que están tomando las decisiones políticas. Luego, si aquí se quiere cambiar la economía habrá que cambiar a quienes toman las decisiones políticas y no precisamente por equivocación, muchas veces esas malas decisiones no cubren a las mayorías sino que se toman porque simplemente favorecen intereses minoritarios, particulares y, en no pocos casos, a corruptos y politiqueros”.

 

Tomado de CRONICADELQUINDIO.COM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: