septiembre 25, 2017

“Esta es la peor crisis cafetera de la historia”: Aurelio Suárez

Erwin Pachón Ortiz

@ErwinPachon

La caída de la producción, los bajos precios del grano y la revaluación (desplome del dólar frente al peso), son los tres aspectos que tienen hoy a la caficultura nacional sumida en la peor crisis de la historia, así lo analizó Aurelio Suárez Montoya, coordinador nacional de la Asociación por la Salvación Agropecuaria que estuvo de visita por varios municipios cafeteros de Risaralda.
Con el objetivo de conocer más a fondo sus apreciaciones y análisis del sector, El Diario del Otún habló con el ejecutivo de diversos temas que tocan a más de 500.000 familias cafeteras del país.

 

¿Cuál es el objetivo de su visita a Risaralda?

Estuvimos visitando los municipios del departamento, con el proposito de discutir con los dirigentes cafeteros la problemática del sector y promover la movilización por la dignidad cafetera programada para este lunes 13 de agosto en Manizales.

 

Precisamente ¿como avanza esta movilización y cuántos caficultores esperan participen?
La gente ha venido comprendiendo que estamos frente a la peor crisis cafetera de la historia, ya que las crisis anteriores se han caracterizado principalmente por la caída de los precios, pero en esta oportunidad tenemos otros factores adicionales como la baja producción y la revaluación.
Esperamos que 25.000 caficultores asistan a una movilización que no tiene color politico, pues este es un problema social que toca la estabilidad económica del país.

 

¿Qué llamado le están haciendo a la Federación de Cafeteros y al Gobierno Nacional?
El problema cafetero está influenciado por la reestructuración económica del país, que dirigió todos sus esfuerzos en fortalecer la explotación y exportación de recursos naturales no renovables, lo que llaman el boom minero-energético, generando la llamada “Enfermedad Holandesa”.
Una de las soluciones está en destinar un monto importante para el sector de las utilidades de Ecopetrol, tal y como se produjo con Telefónica que recibió $3 billones para rescatar las pensiones de los trabajadores de Telecom. Con este panorama yo pregunto, será que no hay al menos un billón de pesos que necesitamos para recuperar el sector, con esta premisa marcharemos el 13 de agosto.

 

Frente al tema de la contribución cafetera y su posible aumento al 5 % del total de las exportaciones anuales, ¿qué posición tiene?
Yo no conozco en ninguna teoria económica mundial, una situación como esta, donde un sector que tiene crisis de precios, de producción y de tasa de cambio, experimente un aumento de impuestos, no entiendo pues cuál es la lógica económica que está detras de esto.
Los $300.000 millones anuales que el gobierno destina para el sector, es una cifra irrisoria, hay que mirar todos los impactos que este tipo de apoyo genera en la economía cafetera nacional.

 

Con respecto a la revaluación, ¿qué le está solicitando la Salvacion Agropecuaria al Banco de la República y al Gobierno Nacional?.
Este es un tema delicado que requiere un control de capitales acertado, la compra de más de 2000 millones de dólares anuales no están teniendo nigún efecto en la tasa de cambio, que ya genera las primeras pérdidas en el sector agro e industrial. El gobierno tiene que implementar los mecanismos de administrar esta enfermedad holandesa.
Hay que ser claros, si en la próxima cosecha cafetera que se avecina, no se estabiliza un precio interno que sea rentable y remunerativo, que no solo cubra los costos, sino que deje un márgen para poder reinvertir en el cultiuvo el año entrate, el derrumbe estructural de la caficultura será total.

 

La Federación habla de que la renovación en los últimos años de 300.000 hectáreas de café, es uno de los factores de la baja producción, ¿usted cree esto?
Es cierto que la renovación de 300.000 hectáreas de café (30 % del parque cafetero nacional) es uno de los aspectos a tener en cuenta en la baja producción, pero la perdida mayor del sector es la perdida de rentabilidad del cultivo cafetero, por una disminuciíon de los ingresos cafeteros en relación con los costos de producción.
Un ejemplo claro es que en el año 2001 con lo que se recibía por una carga de café, se podían comprar 500 kilos de fertilizante, con lo que pagaron ayer (671.000 pesos la carga) con mucha dificultad se podría adquirir 400 kilos de fertilizante.

 

Ustedes son una de las organizaciones que más crítica la viabilidad de la marca Juan Valdez, Procafecol, la empresa que administra la marca dio a conocer un balance positivo de utilidades, ¿qué cifras manejan ustedes con respecto a esta operación?

Puede ser que la marca Juan Valdez registre utilidades positivas, pero la noticia es que Procafecol en los últimos 10 años alcanza pérdidas acumuladas por encima de los $80.000 millones.
Además hay que ser claros que los 1000 sacos de café que vende al año una tienda Juan Valdez, no son suficientes para lograr una solución a la caficultura nacional, lo que evidencia que la estrategia de cafés especiales no ha sido del toda benéfica como se ha querido mostrar.

 

¿La situación actual del Fondo Nacional del Café es crítica, como detener este detrimentro patrimonial?
Hace 10 años este fondo tenía pasivos por $305.000 millones, hoy son de 1 billón 100.000 millones de pesos, lo que pone en entre dicho las estrategias adelantadas por la Federación en busca de sanear las cuentas de la entidad. Necesitamos un revulsivo que enmarque desde el pequeño caficultor hasta el directivo de Bogotá.

 

Cifra

→ 500.000 sacos de café  es la cifra de inventario cafetero que hoy posee la federación.

Tomado de: http://www.eldiario.com.co/seccion/ECONOMICA/esta-es-la-peor-crisis-cafetera-de-la-historia-aurelio-su-rez120723.html

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *